hola
  ocero

OCERO

1- OCERO SIGLOS XX - XXI

2- OCERO EN SUS ORÍGENES

3- GALERÍA DE FOTOS

_______________________________________________________________________________ocero_______________________

 

1- OCERO SIGLOS XX - XXI

           Ocero, localidad perteneciente al municipio de Sancedo, fue el pueblo más importante  de su entorno a principios del siglo XX. La emigración primero y la reconversión minera han a supuesto un alarmante descenso demográfico. Ocero, conserva una importante riqueza forestal que proporciona madera, castañas y setas.

 

Situación

            Se encuentra situado entre los ayuntamientos de Cubillos del Sil, Toreno, Berlanga, Vega de Espinareda y Sancedo (al que pertenece).A Ocero se llega desde Ponferrada tomando a su paso por Columbrianos  la carretera LE-711. Cortiguera, Cabañas Raras y Sancedo se encuentran en el trayecto a Ocero, desde donde la vía desciende hasta Vega de Espinareda, a su vez puerta de los Aneares.

           La agricultura y la ganadería fueron el principal medio de vida de los habitantes de Ocero hasta el auge de la minería. La localidad albergó a mediados del siglo pasado una explotación de hierro que se dejó de trabajar por la baja calidad del producto (Aún hoy quedan resto de las bocaminas de dichas explotaciones). Ocero no disponía de minas de carbón, pero la gran mayoría de su población acabó pasando por los tajos de localidades vecinas como Fabero, Lillo (también perteneciente a Fabero) y Berlanga.

            Las economías familiares se basaban en los salarios de la mina y la gestión de la agricultura y la ganadería, hoy reducidas a índices meramente testimoniales. El aprovechamiento del medio natural pivota actualmente sobre tres vertientes: la madera de sus castaños o robles (que se vende a industrias transformadoras del entorno y a factorías de papel en Galicia); las castañas (principalmente de la variedad parede y a la expectativa de los efectos de la reciente Marca de Garantía) y las setas (con gran variedad tanto en temporada de primavera como de otoño).  "La gente suele decir que va a coger setas a Sancedo cuando en realidad donde las cogen es en Ocero". Una naturaleza prodigiosa acompaña al viajero hasta el casco urbano de la localidad, dividida en los barrios de El Teso, Vale, Valelongo, Las Matas y La Venta , punto de encuentro de Ocero al albergar la iglesia, la plaza principal (donde los vecinos recuerdan que se jugaba a los bolos) y el negrillo, restaurado hace unos años por el berciano Rixo.

 

El pueblo más importante de la zona a principios del siglo XX

          A mediados del siglo pasado Ocero contaba con medio millar de habitantes, cantidad menor a la registrada a principios del pasado siglo XX, cuando0era0más0importante incluso que Vega de Espinareda. Sin embargo, las condiciones de vida eran pésimas. No había luz ni agua corriente. El descenso demográfico se debió a las emigraciones masivas primero a Sudamérica y luego a Centroeuropa. 

            La caída demográfica de completó más adelante con las sucesivas reconversiones mineras y la propia inercia del éxodo rural. Hace menos de un año (2007) que se prejubiló el último minero que quedaba en un pueblo en el que hace no mucho tiempo el 80% de la población masculina en edad de trabajar lo hacía en la mina. Ponferrada y otras ciudades han absorbido en buena medida la pérdida de habitantes derivada de la reestructuración económica producto de la crisis del carbón y que ha acabado por invertir una pirámide de población con grandes brechas generacionales en la que abundan los mayores sde  55 años     y escasean los niños. El censo registra actualmente 120 vecinos, de los que apenas la mitad pasan todo el año en Ocero.

 

El negrillo como icono 

            Los olmos o negrillos, Ulmus minor, han sido los árboles que conformaban el paisaje de los pueblos del Bierzo. Su dura y fibrosa madera se utilizaba para la construcción de las pértigas de los carros de bueyes y sus hojas servían para el alimento del ganado. Cuando algún notable ejemplar presidía la plaza del pueblo, su amplia copa servía para el cobijo de los concejos vecinales.            Es una especie que prácticamente ha desaparecido en toda Europa a consecuencia de la plaga de un hongo transmitido por minúsculos escarabajos. Su rápida desaparición ha desfigurado el paisaje de nuestros pueblos donde no es posible contemplar ya su figura armoniosa integrada en el caserío. En algunos lugares, como Ocero, Borrenes y Columbrianos, sus habitantes, ante la desaparición inesperada de estos apreciados gigantes, y en su deseo de hacerlos perdurar, los han conservado mediante su transformación en esculturas y tallas de la mano de artistas locales.

            Este enorme negrillo de Ocero está situado en la plaza, y cuentan sus gentes que en los años cuarenta fue preciso apearle una de sus gigantescas ramas porque llegaba al tejado de la iglesia, situada a muchos metros. Sus vecinos guardan con afecto retratos del árbol en los últimos años de su esplendor, y cuentan con orgullo que cobijaba bajo su copa en los días de fiesta a todos los vecinos, orquesta incluida.

Las fotografías todavía dan testimonio del pasado esplendor del ejemplar,  del que se colgaban los bandos del pueblo.

El árbol, que también da nombre a la Asociación de Mujeres El Negrillo (antes funcionaba la Asociación Cultural Ocero Vive), es un icono y el principal referente de la localidad. Desde su restauración, más foráneos se detienen a comprobar su estado de  conservación y hasta a fotografiarse junto a él.

            La Plaza (ya al final de la localidad en dirección a Vega de Espinareda) es el lugar más apropiado para detener el coche y comenzar a explorar el pueblo. Fuera de esta zona, el Barrio del Teso también fue centro neurálgico al contar en su día primero con una ermita y después con unas escuelas. El protagonismo no ha desaparecido del todo puesto que en el mismo sitio en el que se ubicaba la ermita se celebra cada año la misa de la festividad de Santa Ana, patrona de Ocero.  

          El casco conserva casas unifamiliares de piedra, con algunos ejemplos reconstrucción. Hasta cuatro viviendas llegaron a contar en sus fachadas con escudos, de los que sólo uno permanece en la actualidad. En los últimos tiempos ha asistido al florecimiento de infraestructuras destinadas al esparcimiento y alojamiento como un albergue y el Centro de Turismo Rural el Arbedal, que inauguró como granja escuela pionera.

 

Pequeñas actividades

          El turismo rural es la principal actividad económica. El pueblo también cuenta con un bar, una pequeña tienda y una fábrica de embutidos que, aunque radicada ya en el término municipal de Vega de Espinareda, da trabajo a un par de vecinos de Ocero, que ve cómo el resto de sus habitantes en edad laboral bajan a sus puestos en Ponferrada o en el Polígono Industrial de Cabanas Raras, funda­mentalmente.

         Con el casco urbano en relativo buen estado, la Junta Vecinal centra sus esfuerzos en la adecuación de accesos y caminos de la periferia ante el riesgo de sufrir incendios por el abandono de los montes. En la plaza del pueblo había en tiempos un enorme charco al que se acudía en caso de fuegos como los que hicieron desparecer los techos de paja de las casas.                                     

 

2- OCERO EN SUS ORÍGENES

               Ocero, lugar abundante en uces, (uz, urce, ur, brezo), esa especie de brezo que tan abundante es en la comarca.          

 

               La primera constancia que tenemos de la existencia de Ocero, aunque sea como lugar, data del año 1104, que dice así: "...en el lugar llamado Oria, que está entre Oceiro y el camino que va a Pinaria...".

 

               En la Carta Puebla de San Andrés del año 1336 (AHN, Clero c. 939 Nº 18): "...et damos  vos por devissos el nuestro monte de Ouçeiro, commo se vay por las sennas de Vago Rey a moroes y a la sierra de Ouceiro y por el camino que vay a para Fresnedo..."                    

   

               Los montes de Ocero eran utilizados como braña; allí pastoreaban los ganados. Sus cuidadores eran vasallos del monasterio de Vega de Espinareda y se cobijaban en cabañas y chozas que, con sus propios medios, habían levantado. Esto es así hasta el año 1336. Cuando dan la carta de población de Vega, también están incluidos los montes de Ocero; empieza a nacer el pueblo de Ocero que, hasta entonces, eran pastores y, a partir de ahora, lo poblaban poco a poco familias.

 

            «...Damos vos por devissos el nostro monte de Ouceyro conmo se va para las sennas fontes de Vago Rey a Moroes y a la Sierra de Duceyro e por lo camino que vay a Fresnedo ata puerto de Rey e contra Castellaos e contra Berlanga con el Sofredal e contra el nostro plado de Penoso con cuesta de Palos en que cortedes e en lavredes e en que pascan los nostros ganados con los vestros. E que devissedes e pastedes e venedes per los términos que son entre nos e los de Séssamo e los de Berlanga e los de Castellaos e los de Fresnedo e los de Salsedo e los de Sant Vicente e los de la Hermillada e los de Feolledo e los del Outero».

 

             El poblamiento de Ocero comienza fundamentalmente el año 1532, siendo abad fray Juan de Llanos y así lo registró fray Plácido:

«... En el año de 1532 hizo la escritura de Población de Ocero, dando aquellas brañas a algunos Baqueros, que antes vivían allí en chozas, con ciertas condiciones, que se expresan en esta escritura.»;

…pero ya existían familias allí viviendo, como lo demuestran los siguientes registros de foros: «Foro flecho el año de 1497 a Pedro de Carracedo de un asiento de casa, celera, pajar y corrada.»

…o este otro: «Foro hecho el año de 1495 a Fernando Robles de una corrada y cortina en las cavañas de Ocero.»

…o el padrón de vecinos que tomó en el año 1478 Pedro Carrizo en Ocero como ya lo habían hecho otros vaqueros.

 

              En el año 1505 los vecinos de Ocero piden al abad de San Andrés de Vega de Espinareda que les conceda Iglesia y administración de Sacramentos. (ver documento)

 

              En el año 1515 se hace un Padrón en la Abadía de los hombres buenos pecheros y en el lugar de Ocero tenemos un total de 11 vecinos: «Domingo Martínez, Juan su padre, Pedro Ganzedo, Carrizo, Fernando Martínez, Juan González, Juan y su padre, María Pinera viuda, Juan Ramos, Diego, María mujer de Pedro.».

 

              El día 21/4/1541 el abad fray Rodrigo de Vadillo, que lo era de San Benito de Valladolid, hace en presencia del escribano de Vega un nuevo foro a Luis Canelo y a Pedro Pataguín el Mozo. Insertadas se encuentran las condiciones de la carta de población dada el año de 1532:

 

               -... que si alguno quisiera venir a poblar en la dicha nuestra granja del Ocero que entre a lizencia y consenti­miento del abbad y del Monasterio lo qual todo lo que digo es por...

- Otro si que el dicho concejo y vecinos de Ocero no puedan quitar en ningún tiempo que el abbad que del dicho monasterio fuere de erencia para que vengan a morar y poblar en el dicho lugar y la quite de que labre el abbad e pazca en los dichos montes.

- Otro si el que de fuera entrare a la dicha granja a cortar leña que el dicho concejo y Monasterio lo puedan prendar y llevar al coto en pena que quisieren

- Otro sí si algún vezino de la granja vende a otro su foro a de ser con la condición de que se a de venir a vivir dentro de un año y día

- Otro si e que sean nuestros vasallos obedientes

- Otro sí e que en el dicho lugar no podáis dar licenzia ni meter a ninguno para avitar la dicha granja si no solamente el abbad del convento

- Que el que tenga casa o hogar en Ocero pague por ella en cada año la quarta de zenteno pan limpio por el día de Santa maria de septiembre

-A dicho monasterio le queda el derecho a salvo de para si poder romper e labrar e pacer...

 

               El día 1 de febrero de 1551, se reúnen en el portal de Nuestra Señora de El Espino los vecinos de Ocero; hacen un Poder sobre el concierto con San Andrés y en él exponen la inquietud que tienen por levantar una ermita (esta ya viene de años atrás), a lo que el Monasterio responde con una negativa; han de pasar 12 años para que el abad fray Antonio de Prado les de la licencia: «Concordia estableci­da este año entre este Monasterio y los Vecinos y feligre­ses de Ocero, quienes se obligan a hacer a su costa la hermita de Santa Ana, dentro de dos años, a repararla y probeherla de luminaria, y oblación y a venir a Misa los días de San Andrés de cada un año a la Parroquia de el Monasterio, de donde eran Parroquianos, en recono­cimiento de ser esta la matriz e Iglesia Parroquial: y se les concede parroquia con Sacramentos, pila bautismal, y que en los dias de fiesta ira un Monge a decirles Missa, y a administrar guando lo pida la urgencia»

 

             Por estos años se edifica la iglesia de Santa Ana y el Monasterio les permitió:«... que se entierren en ella, que hubiese sacramento, pila bautismal, y sagrados óleos, y que de allí se les administrasen por un vicario regular todos los sacramentos. Y estos feligreses se obligan a reparala adarla luminaria, y obligación ha venir a misa todos los dios de Son Andrés en reconocimiento de ser esta la matriz...».

 

              En el año 1542 los vecinos de Ocero se presentaron ante el abad del Monasterio de Vega de Espinareda pidiendo les mandara un monje todos los domingos y fiestas de guardar para que les diera misa en la iglesia de Santa Ana. Más tarde pidieron que el monje residiera en la localidad. Estas peticiones eran justas pues los diezmos (décima parte de la cosecha que se entregaba a la iglesia, es decir al monje o cura) daban lo suficiente para mantener a los Curas.

             Los vecinos de Ocero con su iglesia edificada deben de asistir el día de San Andrés a la misa en el Monasterio y, sin embargo, ellos quieren que ese día se la digan en su iglesia de Ocero. Este tira y afloja les lleva a un pleito; un abogado de Valladolid, en el año 1563 y 1575, dándoles su parecer, recomienda la asistencia el día del Santo Patrón a la misa en el Monasterio.

 

           En el año 1739 tienen licencia del Monasterio para reducir a praderío ciertos términos, pero les obliga a realizar caminos con cierres de piedra y otras cosas para el buen uso del Monasterio: «.../os Campos que llaman el rio, y en Corredoira, por tener necesidad de yerba para sus ganados, con la condición de que el cierro a de ser de piedra y no de palos, por que no padezcan disminución las dehesas, y que an de hacer caminos suficientes para carros a un lado y otro de dicho cierro, para que el Combento pueda entrar con los suios. A buscar leña y madera quando la necesitase...».

 

            La casa blasonada de Ocero corresponde al apellido Carro y está fechada en el año 1759; tiene una inscripción que dice: "CARRO SDES-DE LPE DE LEÓN". Parece que quiere decir: "Carro es desde Felipe de León".

                          

 

 
 

______________OCERO, ENCANTO DE LA NATURALEZA _______________

 

 INICIO - historia - situación hoteles/restaurantes/turismo rural - Monasterio San Andréshaciendo turismo - el puente romano - la playa - el río Cúa - la fuente de la vida - El Espino - Espinareda - las pinturas rupestres - castro de Piñerasabías qué - el municipio - el escudo y la bandera - ocio - casa de cultura la otra historia - centro del visitante - la Uned - gastronomía - fotografías - vídeos