puenteromano

        IMÁGENES PARA RECORDAR - VEGA DE ESPINAREDA

 

PrevIndexNext

 

   
 

  PUENTE ROMANO DE VEGA DE ESPINAREDA

 

 
 

 
 

  Dos puentes cruzan en la actualidad el río Cúa a su paso por Vega de Espinareda, conocidos como “puente viejo” y “puente nuevo”. Este último recientemente restaurado, año 1996, después que el río se llevara parte de él allá por el año 1959. Se desconoce con exactitud la fecha de su construcción, pero podemos atribuirlo, sin temor a equivocarnos, al período de dominación  romana.

     Su construcción hay que situarla en el siglo I ó II d. C., coincidiendo con la romanización del Bierzo y la explotación de sus yacimientos de oro, pues según el historiador Plinio no sólo existían explotaciones mineras en las Médulas sino  que se extendían por Vega, Sésamo, Fontoria (fuente de oro) y Ancares.     

        Las primeras noticias documentales que tenemos datan del reinado de Alfonso X  el Sabio. 

 

           “Foro hecho el año 1270 a Alfonso Fernández, cuyo foro también comprende  árboles y palomares junto a la puente, por un maravedí”.

        

        Podemos afirmar que la calle más antigua de Vega nace en el puente, atraviesa la plaza y se bifurca en dos, una de nombre la Calzada, antiguamente “Camino Real” según documentos del siglo XVIII va hacia el Espino y la otra hacia el Monasterio y luego paralela al río Cúa pasa por San Vicente y Espanillo, llegando hasta Cacabelos. Puede  que sea parte de una calzada romana procedente de Bergidum Flavium y que sería la vía de comunicación entre los territorios del Bierzo alto y medio y los del Bierzo bajo. Esta ruta sirvió para desarrollar la actividad comercial y permitió la comunicación entre los distintos monasterios bercianos.

         En la parte norte del puente en la actualidad existe una bonita playa fluvial, que hace más soportables las altas temperaturas de los meses de verano.

                                                                                                                                   

 

         Un día de 1959 el puente romano sobre el río Cúa se vino abajo. Una gran riada se llevó la mitad. En esta imagen tomada momentos antes de su caída se aprecia que ésta comenzó por el arco de la izquierda. El 4 de enero de 2001 se produjo otra gran riada, quizás, según las gentes del lugar, mayor que la del 59, pero esta vez los cimientos del puente se encontraban en buen estado.

  
  

 

 

       
  
  
 

El puente romano antes de su caída en 1959 y después de la reconstrucción en el año 1996

 
  
   

 

  En estas las imágenes superiores se aprecia como había quedado el puente tras la riada de 1959

  
  

     Dando por sentado que el puente es de construcción romana se debe tratar de una inscripción de época moderna (S. XVI - XVIII). Primero por la existencia de una letra minúscula (los romanos y en menor medida los artesanos medievales tendían a usar sobre todo mayúsculas) y luego por la presencia de la letra "G", que es de los S. XVII y XVIII. Hasta el S. XVI y XVII se usaba mucho la "X" con valor de una "G", como en la Lengua Gallega o en la Lengua Leonesa. Podría ser una marca de fábrica del que reparó el puente  o incluso ser parte de algún edificio al que se "tomo prestado" ese fragmento para reparar el puente. 

 

      La cruz parece medieval (una marca de cantero). Pero falta algo más que explique porqué estaba ahí. Perfectamente podría haber pasado el camino de Santiago por Vega de Espinareda. Por la cruz grabada en algunas piedras del puente y porque el nombre del monasterio, claramente es de advocación jacobea. Los "Caminos de Santiago" eran muy abundantes porque, aunque el "Camino Francés" era el más famoso el Codex Calixtinus especificaba que era válida cualquier ruta que llevara a la tumba del apóstol. Sin duda un monasterio tan importante como el de Vega tenía que tener un papel importante en la ruta de peregrinación.

   

 vegadeespinareda.com